botana

Coliseo

Tienda de ultramarinos en su definición más tradicional. Encontrarás abarrotes, vinos y licores de importación, así como embutidos y latería, pero también todo lo que hay en una tiendita de la esquina: pan, refrescos, botanas, etcétera.

Horario: Lunes a sábado de 9 a 21 horas.

Teléfono: 5512 2098

Restaurante Catedral (del Hostel Mundo Joven Catedral)

Aunque no se proclama bar, los parroquianos lo han dotado de un buen ambiente cantinero desde el mediodía, en que comienza la venta de alcohol (sólo con alimentos), hasta su temprana hora de cierre, sobre todo de jueves a sábado. Por su naturaleza turística, se presta para el ligue fresco y multilingüe, para quizás irse luego al reventón con nuevo acompañante. Llamativos y ricos snacks y unas caguamas, el pedido de rigor.

Parte del Hostel Catedral (Mundo Joven).

Club La Perla

La existencia de esta gema nocturna, desde 1946, con su decoración única, sus bailes exóticos y caracterizaciones mil por parte de avezados travestis, ha hecho que sus asistentes sean de lo más variado. Cumbianchero y bailador, el lugar es pequeño, por lo que es preciso llegar antes de las diez de la noche, además de que en la entrada son herméticos y no admiten reservaciones. Pide la botana de la casa y llévate una gran sorpresa.

Horario: Jueves de 20 a 2 horas, viernes y sábado de 20 a 4 horas.

La Única de Motolinía

La Única es una cantina tan grande, tan ostentosa en el peleadísimo espacio de Motolinía —donde lo común es el changarrito, la fonda, la tortería— que nunca se llena. Qué bueno: su sensación de soledad es, ésa sí, única. Muy buenas botanas.

Horario: Lunes a domingo de 9 a 23 horas.

Teléfono: 5512 2704

Salón Madrid

Está en la esquina de los portales de la Plaza de Santo Domingo. También conocida como “La Policlínica” era frecuentada por estudiantes de la Facultad de Medicina cuando ésta se hallaba en el Palacio de la Inquisición. Los gabinetes son cómodos y bonitos. El lugar sigue como una de las cantinas con mayor encanto del Centro.

Horario: Lunes a Sábado de 12:00 a 2:30

Salón Luz

Un gran clásico que no pierde el rubor, aunque hubo un tiempo en que fue exitosísimo y se expandió por la ciudad para después achicarse hasta el tamaño original —o un poco menos—. La comida: sopa de pollo con un huevo cocido, salchichas asadas de taberna de Europa Central (el primer chef del local, tipo de apellido Weingartshober, era austriaco), emparedados de hamburguesa (“hamburguesa”, aquí, equivale a albóndiga empanizada) y montaditos de carne tártara, cebolla, gotas de mostaza y angulas.

Páginas

Subscribe to RSS - botana